El melón (Cucumis melo) es una fruta veraniega perfecta para mantener nuestra dieta en época estival.

Los tipos más cultivados son los de melón charentais, cantalupo, cantalupo italiano, western shipper, eartern shipper, amarillo, piel de sapo, honey dew, tendral, ananas, galia, crenshaw y earl japonés.

En el mercado es conveniente escoger los melones que sean duros y sin marcas. Los que tienen la piel muy verde han sido recogidos antes de tiempo. Cuando están maduros tienen un olor dulce y delicado muy peculiar; sino tienen fragancia hay que dejarlos madurar a temperatura ambiente durante unos cuantos días.

El 80 por ciento de la composición del melón es agua, y las escasas calorías (52,4 por porción) que aporta se debe a su contenido moderado de azúcar. La cantidad de betacaroteno, de acción antioxidante, depende de la intensidad del pigmento anaranjado en la pulpa. Los minerales que aporta en mayor cantidad son el potasio, el magnesio y el calcio, este último de peor aprovechamiento que el que procede de los lácteos.

La vitamina C tiene acción antioxidante, al igual que el betacaroteno. Dicha vitamina interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones. El betacaroteno se transforma en vitamina A según lo necesite nuestro organismo. Esta vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

El potasio es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula. El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos, y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Saludable aporte
El melón, fruta que puede comerse casi todo el año, es un hidratante ideal, con la ventaja de su bajo aporte calórico, por lo que se puede comer en la cantidad deseada sin temor a ingerir exceso de calorías o de azúcares. Debido a esto está indicado en dietas de control de peso y dietas para el control de la diabetes. Además las semillas del melón son pectorales y antiespasmódicas. En el tratamiento de la bronquitis crónica, se recomienda ingerir la horchata hecha con las semillas del melón. En caso de cistitis y cólicos nefríticos, esta misma horchata sirve para calmar el dolor y la irritación de las vías urinarias.

Publicado por

Deja tu comentario en este artículo

0 comentarios

Redactar un nuevo mensaje





Archivos











 
Musica y Cine

- Toma Musica
- Peliculas
- Carteles de peliculas
- Musica
- Television
- Arte en España

Humor y Diversion

- Jugar
- Trucos
- Sexologia
- Humor
- Impresionante
- Manga
- Blog de Humor
- Juegos
- Wallpapers


Ocio

- Viajes
- Ocio
- Famosas Guapas
- Los Astros

Tecnologia e Internet

- Diario Que!
- Nuevas Tecnologias
- Iphone
- Android
- Todo Wow
- Consolas
- Messengermania
- Telefonos

Ecologia

- Ecologismo
- Jardineria
- Caza

Motor
- Motor
- Tuning